¿Cómo detectar gastos innecesarios gracias al Kakebo?

Si la semana pasada hablamos de cómo un Kakebo puede ayudarte a organizar tu economía de forma más eficiente, esta semana vamos a ver ¿Cómo detectar gastos innecesarios gracias al Kakebo?

Cuando pensamos en el Kakebo lo hacemos en el siguiente orden: Diario, semanal, mensual y anual. (Siempre entendiendo que estamos hablando de un trabajo donde te paguen mensualmente y en el calendario gregoriano. Si no es tu caso, adáptalo a tu propio Kakebo). Por lo tanto, una vez que hemos anotado todos los gastos diarios, los resumimos o agrupamos en la plantilla semanal. Una vez que acaba el mes, reunimos todas las plantillas semanales y las pasamos a la plantilla mensual. Entonces, las agruparemos en diferentes tipos de gastos, ahorros (si no es un gasto en tu Kakebo) e ingresos.

Pues bien, el lugar en dónde vamos a detectar cuáles son los gastos tontos es en la plantilla semanal. Y por gastos tontos me refiero a esos que pasan desapercibidos pero que al final de mes son una cantidad considerable.

Monedas sueltas que perdemos, una compra pequeña, ir a una tienda a por algo y pagar con cambio. Al final, 1 euro de aquí, 4 de allí, 0,75 céntimos de allá nos pueden suponer casi el 10% del sueldo. Y no solo eso…

Si con nuestro salario no tenemos suficiente para terminar el mes, pero tenemos un buen sueldo y no sabemos por qué, es posible detectar en las plantillas semanales hacia dónde se nos escapa poco a poco nuestro sueldo.

En mi caso, yo me di cuenta de que en algunas épocas gastaba excesivamente en transporte público y en ocio sin ser algo necesario, solo por no controlar mejor mis tiempos o no saber elegir el lugar adecuado para comprar.

Creo que somos más conscientes de lo que gastamos en el lugar dónde vivimos (hipoteca, alquiler, etc…), la luz, el agua, el teléfono, el móvil porque nos llega un recibo mensual (o cuando sea). Sin embargo, esos pequeños gastos se nos escapan de la vista hasta que los vemos reflejados en el conteo semanal o mensual.

Algo que funciona muy bien es, una vez hemos detectado de dónde vienen esas «fugas» de dinero es ponerse un límite semanal o mensual. Eso si, hay que ser flexibles si ese gasto se incrementa en cosas puntuales y de urgencias. Por ponerte un ejemplo:

Hace poco tuve que ir al hospital. Era de madrugada y tenía que desplazarme a la otra punta de la ciudad. En mi caso, estaba intentando reducir los gastos del transporte así que mi límite era 30 euros mensuales. De ese límite solo me quedaban 10 euros, pero era necesario coger un taxi para ir a urgencias, de ahí buscar una farmacia de guardia para que me dispensaran los medicamentos y luego otro para volver a casa.

Al menos suponían 20 euros o más de gasto y tan sólo me quedaban 10 euros de presupuesto. Como habrás adivinado, cogí ese taxi sin pensarlo. No es algo habitual, es un gasto extra en un momento de urgencias. Como cuando tienes que comprar algo de comida fuera de casa porque se alarga una clase o una reunión, no es culpa tuya y has sobrepasado el límite, pero necesitas comer algo durante ese tiempo…

Esto no significa que ese gasto no aparezca en mi Kakebo, sino que aparece como gasto extra de urgencia, dentro de transporte con un asterisco o puedo incluso sacarlo de mis ahorros. Así puedo seguir controlando mi gasto y tener algo de ahorro para ese tipo de emergencias. Hay que ser constantes pero también algo flexibles a veces.

Si has empezado a usar un Kakebo y estás leyendo esto, creo que la mejor manera de usar el Kakebo para controlar el gasto innecesario no solo pasa por ponerte un límite sino por tener un control de lo que gastas y por qué. Creo que ahí está la clave.

Espero que te haya gustado esta pequeña porción sobre economía consciente. Si tienes dudas o quieres contarme qué tal te fue, puedes dejarme un comentario abajo. Gracias por estar aquí compartiendo el mismo universo conmigo.

¡Nos vemos en el siguiente post, te espero!

Acerca de Selenne Moon

¡Bienvenid@! Me gustaría que te sintieras como en casa, así que pasa, ponte cómod@ y disfruta del contenido. Aquí encontrarás mucha info que sólo intenta motivarte, ayudarte, apoyarte y hacerte sentir mejor en todos los niveles. Vamos a intentar entre tú y yo que puedas vibrar más alto, con más fuerza, y que así, puedas vivir esta vida de una manera más cómoda y feliz. No olvides, que no estás sol@: yo y el resto estamos protegiéndote y ayudándote en el camino. Mil gracias por compartir estos momentos conmigo y con el resto. ¡GRACIAS!

Hula! ¿Por qué no me dejas un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: