¿Quieres mejorar tus finanzas? Usa un Kakebo.

Si la semana pasada hablamos de cómo usar las manos para dar y recibir dinero y con ello atraer la abundancia, esta semana vamos a ver una herramienta que puede ayudarte a mejorar tu economía rápidamente. ¿Quieres mejorar tus finanzas? Mi respuesta es: usa un Kakebo.

Un Kakebo es una especie de «libro de contabilidad» personal o familiar donde apuntamos todos los movimientos de dinero que surgen a diario, da igual que sea una cifra muy pequeña o grande, hay que apuntarlo todo sin excepción.

Y aunque parezca algo sencillo, no lo es. Necesitaremos de un montón de fuerza de voluntad y constancia si queremos que funcione. El sistema en sí no ayuda mucho si constantemente te olvidas de apuntar las cantidad o de guardar los tickets, facturas o extractos del banco… Esto es una contabilidad en toda regla y nos tiene que cuadrar al céntimo. Complicado, ¿eh?

Pues si te digo la verdad, no lo es, es super fácil. El problema quizás reside en el control más o menos constante que tengamos de nuestras finanzas antes de llegar a este método. Pero que funciona, funciona.

Primero te contaré qué debes anotar en el Kakebo (todo y cuando digo todo, es todo) como ingresos:

  • El salario o pensión que recibas.
  • Regalos monetarios de cualquier tipo.
  • Herencias o repartos de dinero.
  • Premios de la lotería.
  • Devoluciones de impuestos, tasas y contribuciones.
  • Dinero que encuentres y te quedes (aunque sea un céntimo).
  • Devoluciones de préstamos a terceros.
  • Etc…

 

Ahora, en el tema de gastos, pues imagina…

  • Gastos fijos: Alquiler y/o hipoteca, luz, agua, gas, teléfono, móvil, comunidad, etc.
  • Gastos variables inherentes a lo fijos: Comida, vestimenta propia y del hogar, dispositivos electrónicos, etc.
  • Grandes gastos: vehículos y propiedades varias.
  • Pequeños gastos: el pan diario, un billete de autobús, donar una moneda a alguien, la donación a tu servicio religioso (si es cada mes iría dentro de gastos fijos), dar una propina, dejar el vehículo en el parking un momento para hacer las compras, la mensualidad (paga) de tus hij@s, etc…
  • Gastos obligatorios: Tributos de cualquier tipo.
  • Otros gastos.

Todo ingreso debe quedar reflejado así sea una cantidad mínima y siempre hay que anotarlo todo, por irrisorio que parezca… Puede que no lo pareciera al principio, pero cuando digo todo es todo. Toda variación de dinero debe quedar reflejada en tu Kakebo.

La idea del Kakebo es tener plena consciencia de a dónde va tu dinero para poder evitar esos pequeños (o grandes) gastos que nos impiden ahorrar y tener una vida plena con el sueldo o retribución que recibimos.

Espero que te haya gustado esta pequeña porción sobre economía consciente. En el próximo post te contaré las partes que tiene un Kakebo y cómo usarlas correctamente, así que no te lo pierdas… Mientras tanto, si tienes dudas o quieres contarme qué tal te fue, puedes dejarme un comentario abajo. Gracias por estar aquí compartiendo el mismo universo conmigo.

¡Nos vemos en el siguiente post, te espero!

Acerca de Selenne Moon

¡Bienvenid@! Me gustaría que te sintieras como en casa, así que pasa, ponte cómod@ y disfruta del contenido. Aquí encontrarás mucha info que sólo intenta motivarte, ayudarte, apoyarte y hacerte sentir mejor en todos los niveles. Vamos a intentar entre tú y yo que puedas vibrar más alto, con más fuerza, y que así, puedas vivir esta vida de una manera más cómoda y feliz. No olvides, que no estás sol@: yo y el resto estamos protegiéndote y ayudándote en el camino. Mil gracias por compartir estos momentos conmigo y con el resto. ¡GRACIAS!

Hula! ¿Por qué no me dejas un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: