Carta de mi YO futuro

Desde hace unos años, aproximadamente por estas fechas, escribo una de las cartas más importantes del año: Una carta de mi yo futuro. Escojo un papel bonito (este año he elegido este de Amazon que es precioso), un sobre acorde y con mi pluma en mano me preparo para escribir.

Antes de empezar a contarte sobre mi carta de mi yo futuro, déjame que te explique un poco en qué consiste:

En esta carta que puede ser en papel o cualquier otro formato, volcamos nuestras preocupaciones, anhelos y propósitos futuros. Pero no es la típica lista, en plan:

Propósitos de año nuevo:

  1. Dejar de fumar.
  2. Perder x kilos.
  3. Ir más al gimnasio.
  4. Pasar más tiempo con la familia…

No va por ahí la cosa. Esta carta es una carta mucho más especial, tan especial que hacerla requiere de todo un rito que hace que sea uno de los mejores momentos del año. Me explico…

Imagina que tuvieras la oportunidad de enviarte una carta hoy a tu yo de hace 5, 10 o 50 años (el tiempo no importa). Decirle que aquel/aquella chic@ por el/la que suspiraba ahora es tu pareja o no, a lo mejor conociste a alguien más especial por el camino y esa persona ya ni importa. Aunque no lo pareciera, al final sí que te cogieron en esas prácticas que querías. Inesperadamente, conseguiste ver a tus herman@s en navidad a pesar de que se cancelaron todos lo vuelos o que aquellas personas que en algún momento te hicieron daño ya no importan…

En resumen, que no debes preocuparte, que no debes sentirte infeliz, que todo pasa. Al final, el sol sale cada mañana por el horizonte y que el tiempo cura todas las heridas. Todo ese estrés, ansiedad y desesperación fueron absurdos porque no sirvieron para nada. Y que todo va bien, solo necesitabas algo que no puedes controlar… Tiempo.

En esta carta vuelco todos esos propósitos que me gustaría cumplir a corto, medio y largo plazo. Todo aquello que ahora va mal, que no parece terminar o que estoy esperando con ansias. Entonces la escribo, la meto en un sobre y me olvido de ella hasta el 31 de diciembre del siguiente año. No importa si esos propósitos a medio o largo plazo no se han cumplido aún. Cuando la abro y la leo, veo si aquello que hace un año me importaba tanto, lo sigue haciendo ahora con la misma intensidad.

Leo cada una de las palabras como si esa carta no la hubiera escrito yo (en realidad, un año después ya no me acuerdo de lo que escribí). Como si fuera otra persona la que la escribió. La otra que sabe que todo tiene un propósito y un por qué. La otra que sabe que me siento amada, estoy protegida y soy un alma que está experimentando una vida que solamente busca hacerme crecer.

Y entonces reflexiono sobre lo que ayer importaba y ahora ya no. Pienso en cuánto ha cambiado mi vida y si los propósitos que me puse eran realmente importantes. Veo cuánto he crecido, qué personas están ahora a mi alrededor y quienes se perdieron por el camino. Pienso en aquell@s que ya no están y en cómo han influido en mi vida.

Mi carta del 31 de diciembre de 2019 no fue tan grandiosa pero me emocionó tanto que acabé llorando como siempre, jejeje. En lo que respecta a cambios a corto plazo: el año pasado mi cuarto de baño tuvo una avería que duró casi 5 meses y por estas fechas aún estaba solo por la mitad. Al final, mi yo del futuro tenía razón: lo del cuarto de baño se arregló y no tuvimos problemas en pagar lo que costaba ni pasamos necesidad por ello. No nos han puesto la ducha aún, pero todo se andará, jejeje.

Y no, aún no he ganado la lotería, aunque estuve cerca de comprar el primer premio, jejeje. Eso me ha enseñado en confiar más en mi intuición y hacerle menos caso a mi mente (bien por mi). Tampoco me he cambiado de casa, pero hubiera sido raro si lo hubiera hecho durante este año porque aún no tengo claro qué tipo de casa quiero para vivir, así que: no importa. Puedo esperar unos días más por eso.

No fuimos de crucero, pero es que había una pandemia mundial… Así que creo que lo de la lotería, la compra y venta de las casas y el crucero lo dejaremos hasta que pase la pandemia.

No he podido viajar ni ver a mis amig@os, pero aún tengo tiempo de hacerlo (pandemias de por medio y limitaciones en el transporte).

Sigo en el mismo trabajo, pero durante este año me he formado en todo aquello que quería y más. Ahora estoy a punto de desarrollar mi propio negocio y la cosa va lenta pero segura. Lo más curioso es que cuando escribí esa parte en mi carta (que no tiene nada que ver con mi situación actual) no estaba segura de lo que estaba escribiendo. Y tenía razón! Por segunda vez, algo que he aprendido este año es que debo hacerle más caso a mi intuición…

El resto de proyectos a medio y largo plazo, lo dejaremos para el tiempo futuro…

Mi carta duraba 3 caras. Lo que más me gusta de ella es que no solo puedes escribir cosas que quieres o que necesitas. También puedes usarla para motivarte o inspirarte. Yo suelo poner cosas como que soy muy querida, que no tengo que tener miedo y que soy genial. Jajaja, lo sé, el egocentrismo no es tan bueno. Pero tener un poco de vez en cuando ayuda a motivarte (no seas un LEO pero casi… ese es mi lema).

Si no sabes por dónde empezar a la hora de escribir una carta de mi yo futuro, lo mejor es que hagas una lista de cosas que anhelas y de las cosas que quieres hacer a corto, medio y largo plazo (no importa si la carta es de un año o más, puedes hacerla como quieras). Pero también incluye cosas que te preocupen ahora mismo y búscales una solución en el plazo de la carta. Puedes usarla para decirte todo aquello que tu baja autoestima no te dice a menudo. O animarte si lo estás pasando mal ahora mismo.

Dentro de un tiempo (el que te hayas propuesto) al leerla, podrás ver algo que quizás nunca ves y es que la persona que más te ama en este mundo, eres tú mism@. Que todo va a ir bien. Que el miedo, el sufrimiento y la desesperación desaparecen con el tiempo y que eres amad@ y querid@ por much@s.

Espero que mi experiencia te haya ayudado. Si te decides a hacer tu carta de tu yo futuro y quieres contarme qué tal te fue, puedes dejarme un comentario abajo. Gracias por estar aquí compartiendo el mismo universo conmigo.

¡Nos vemos en el siguiente post, te espero!

Acerca de Selenne Moon

¡Bienvenid@! Me gustaría que te sintieras como en casa, así que pasa, ponte cómod@ y disfruta del contenido. Aquí encontrarás mucha info que sólo intenta motivarte, ayudarte, apoyarte y hacerte sentir mejor en todos los niveles. Vamos a intentar entre tú y yo que puedas vibrar más alto, con más fuerza, y que así, puedas vivir esta vida de una manera más cómoda y feliz. No olvides, que no estás sol@: yo y el resto estamos protegiéndote y ayudándote en el camino. Mil gracias por compartir estos momentos conmigo y con el resto. ¡GRACIAS!

Hula! ¿Por qué no me dejas un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: